logologo25

 

Es Migjorn Gran

binigaus

Binigaus, Menorca

Desde Sant Adeodat, andando hacia poniente, se alcanzan las aguas y arenas de Binigaus, especialmente apreciadas entre nudistas y veraneantes que desean broncearse lejos de los puntos más trillados. Un estrecho corredor de formación dunar separa la playa de los campos cultivados, y sólo al sobrepasar el punto en que ésta es más amplia, en la desembocadura del barranco de Binigaus, va recuperando altura el acantilado. En este sector es dónde se concentran más usuarios porque hay servicio de tumbonas y chiringuito y a sus espaldas reaparece el pinar, brindando un escape a la sombra cuando el sol agobia. A través de este pinar se puede llegar –siempre andando– hasta Cala Escorxada.

santotomas

adeodat

Sant Tomàs y Sant Adeodat, Menorca

Estas playas son la salida al mar de Es Migjorn Gran y su mejor baza turística. Situadas en una franja del litoral sur de perfil muy bajo, se extienden entre el islote o escollo de Binicodrell y la Punta de Atàlitx, correspondiendo al sector más cercano a este punto, al este, la denominación de Sant Tomàs. También recibe este nombre la urbanización, con varios hoteles y desarrollo creciente. En cambio, corresponde el de Sant Adeodat al tramo que se encuentra frente al punto en que la carretera cambia de sentido y se convierte en calle principal. Paralela a ésta y delimitando la arena, discurre desde hace muy poco un agradable paseo peatonal. Ambas playas, confundidas en una sóla porque es mínima la separación simbólica del saliente llamado Punta Negra, comparten servicios y resultan muy aconsejables para disfrutarlas en familia.

sonbou

sonbou2

Son Bou, Menorca

La playa más extensa, con una longitud de 4km, y la más frecuentada. El arenal va desde la Punta d’Atàlitx al Cap de ses Penyes, horadado por cuevas que habían sido habitadas. Al pie de este promontorio, a la izquierda de la playa si miramos hacia el mar, se pueden visitar los restos de una basílica paleocristiana. Gracias a su amplitud, Son Bou es feudo, principalmente, de bañistas en grupo, con niños, sombrilla y colchoneta hinchable. Igualmente, tiene que ver en ello que haya servicios balnearios, alquiler de tumbonas y artefactos náuticos, y muchos otros servicios en la retaguardia playera (entre ellos un parque de juegos acuáticos). A pesar de la urbanización intensiva, se ha conseguido salvaguardar el humedal contiguo, Es Prat, en el que antiguamente se había cultivado arroz.

calaenporter

Cala en Porter, Menorca

El amplio arenal de esta cala, estampado con sombrillas e hileras de hamacas en las fechas punta de la temporada, es una franja dorada entre el mar y el humedal en que termina el barranco. Fue una de las primeras calas urbanizadas con fines turísticos. En el acantilado que da a mar abierto se habilitaron unas cuevas naturales para instalar una discoteca, Cova d’en Xoroi, cuyo nombre se apoya en una hermosa, y trágica, leyenda de la zona. Espectacular por el recinto y las vistas que ofrece, está tambien abierta a visitas durante el dia.

calescoves

calescoves2

Cales Coves, Menorca

Se llega a las dos pequeñas calas por un camino de tierra que parte de la urbanización Son Vitamina. El lugar, en el cual vienen a desembocar tres barrancos, es famoso por la curiosa configuración del paisaje y la presencia de los nichos de una necrópolis prehistórica, excavados en las paredes de los acantilados; en una de estas cuevas también se localizaron inscripciones religiosas romanas del siglo II. Frecuentado por excursionistas de mochila y pequeñas embarcaciones de recreo, es uno de los puntos a los que más se recurre cuando se trata de comentar la cara “salvaje” de la isla. Hasta hace poco, los proyectos de adaptación del entorno a usos turísticos chocaron con una insólita ocupación de las cuevas: una heterogénea comunidad había descubierto en tiempos hippies sus notables condiciones de habitabilidad. Descripción: Menorca

© Autocares Hernadez Mora 2011 - Todos los derechos reservados  |  Aviso Legal  |  Política de protección de datos  |